SÓLO VINE A HABLAR POR TELÉFONO.

Terminé de leer esta interesante historia:

SÓLO VINE A HABLAR POR TELÉFONO.

IMG_20140722_180545

Su autor es Gabo. Sólo vine hablar por teléfono trata de una joven llamada María de la Luz Cervantes de 27 años cuando en una tarde lluviosa de camino hacia Barcelona se le daño su carro en medio del desierto. Al cabo de unas horas de estar sola, el conductor de un autobús decide ayudarla advirtiéndole que no iba muy lejos; María solo le respondió que lo que necesitaba era un teléfono, para avisarle a su marido de que no llegaría temprano. María estaba aturdida y olvido llevarse las llaves del su carro. Al montarse en la guagua se da cuenta que estaba ocupada por mujeres de edades diferentes con distintas condiciones y que la mayoría dormían. Ella se enrosco en el asiento y quedo dormida al igual que las otras. Al despertarse era de noche y no tenía idea de donde se encontraba ni cuanto tiempo había pasado. María solo preguntaba si había un teléfono para hablar con su esposo. Le explico a una mujer lo que le había sucedido pero nadie le creía y la encerraron en un dormitorio. María se había dado cuenta porque aquellas mujeres del autobús estaban sedadas; estaba en un hospital de enfermos mentales. Al darse cuenta de esto trato de escapar pero una de las guardias se dio cuenta y la inmovilizó con una llave. Sus lamentos y protestas no sirvieron de nada ya que al día siguiente fue inscrita como una enferma más.

Y así sigue esta interesante historia, la cual tiene un final esperanzador, me gustó mucho.

Opinión:

El título me llamó mucho la atención. Me pareció muy interesante, una historia diferente.

Es una gran ejemplo de que en varias situaciones se puede mal interpretar lo que dice una persona, en este caso María tenía una desesperación por llamar a su esposo, que los del otro carro al cual pidió ayuda, pensaron que estaba loca por su actitud.

Se ve reflejado el no creer en los demás, el no confiar ni hasta en su propia esposa, como lo hizo el mago Saturno. Que se dejó llevar por otros factores.

El controlarse a sí mismo juega un papel fundamental, incluyendo las emociones como en este caso de desesperación.

También que María confió en desconocidos, se dejó llevar por sus emociones de querer un teléfono. Y eso hay que tenerlo mucho en cuenta. Ser pacientes.

Por último a María le quedaron muchas enseñanzas, de seguro su vida no volvió a ser la misma, aprendió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s